Make your own free website on Tripod.com

DOGMAS

Las doctrinas del Taekwon-Do pueden servir como guía para todo estudiante serio y conciente del arte.

Los dogmas o consignas del TAEKWON-DO son:

CORTESÍA

Los estudiantes de taekwondo deben tratar de practicar los siguientes elementos de etiqueta:

  1. Promover el espíritu de mutua conseción.
  2. Ser corteses entre sí.
  3. Defender el sentido de la justicia.
  4. Distinguir al Instructor del alumno y al mayor del menor.

INTEGRIDAD

En Taekwon-Do esta palabra adquiere una definición casi perdida de la que comunmente usamos o encontramos en el diccionario.

Debemos estar capacitados para distinguir: bien de mal; y tener conciencia si se está errando, de sentirse culpable o mal.

Estos son algunos ejemplos de falta de integridad:

  1. El Instructor, quien no se representa bien a sí mismo, y a su arte por la muestra de técnicas impropias a sus alumnos, ya sea por falta de conocimiento o simplemente por apatía.
  2. El alumno, quién no se represente bien a sí mismo, fijando falsas técnicas ante la demostración de su introductorio.
  3. El Instructor que trata de camuflar técnicas malas con gimnasios lujosos o falsa cortesía hacia sus discípulos.
  4. El alumno que trata de reclamar categorías al Instructor, o de adquirirlas de cualquier modo.
  5. El alumno que gana categorías para saciar su ego, o sentimiento de poder.
  6. El intructor que enseña y que promueve a sus alumnos sólo por la ganancia material.

PERSEVERANCIA

Hay un viejo proverbio oriental que dice: "La paciencia nos lleva a la virtud o al mérito. Puedes hacer un hogar pacífico siendo 100 veces paciente".

Ciertamente la felicidad y la prosperidad, sólo son reservados para las personas pacientes. Para alcanzar algo; un rango mayor o una perfección de la técnica, uno debe fijar su meta y perseverar constantemente. Uno de los secretos más importantes para llegar a se líder en Taekwon-Do, es el sobrellevar y superar cada dificultad con perseverancia.

AUTOCONTROL

Este punto es tremendamente importante dentro y fuera del Do Jang, ya sea conduciéndose en lucha libre o en asuntos personales. La pérdida del control puede ser desastroza para ambos, alumno y oponente. La inhabilidad de vivir y trabajar con nuestra capacidad y esfera (entorno), es también la falta de control.

ESPÍRITU INDÓMITO

(Invencible) "Aquí yacen 300, quienes cumplieron con su deber", un simple epitafio de uno de los más grandes actos de coraje conocidos por la humanidad; aún conociendo la superioridad de las fuerzas de Xerxes, Leónidas y sus 300 espartacos, en Thermophilas; mostraron al mundo el significado del espíritu indómito. Se demuestra cuando una persona de coraje y sus principios son contrapuesto, aún en las más terribles o aplastantes desventajas

 

 

LA ETICA

Un alto grado de ética tiene que ser observado por los estudiantes, dentro y fuera del Doyang. Esta tendrá que estar aplicada por los bajos grados a los altos grados en el entrenamiento, y por los altos grados de estudiantes a los más antiguos estudiantes fuera del lugar de entrenamiento, y por todos los practicantes cuando visitan a otro Doyang. En todo caso, el énfasis tiene que estar puesto en el lugar correcto y apropiado de saludar. Es una manera de respeto y cortesía en la sociedad de occidente y de oriente. 

Los estudiantes que visitan otro Doyang, ya sea de Taekwon-do o de Karate Japonés, el cual tiene que demostrar un apropiado respeto y observar una conducta modesta y cortés en todo el tiempo. Un respeto sincero y verdadero, es como un deber sin obligación, el cual tiene que ser en forma natural. Un respeto superficial es muy común entre los estudiantes que tienen una clase de respeto superficial. Si uno se acostumbra de esta forma, uno pierde la posibilidad de ser un buen Taekwondista. La forma de hablar, actuar y comportarse, son los factores que pueden evaluar su sinceridad de respeto. Si ésta clase de respeto sincero, el Arte Marcial sería una clase de ejercicios en forma brutal donde no existiría ninguna clase de dignidad y honor. 

Es una forma de demostrar o exteriorizar  su "DO" en Arte Marcial. Pulir su carácter y personalidad es una de las metas más importante para los que practican el Taekwon-do seriamente y generalmente los grandes Maestros tienden su perfeccionamiento en este sentido. No es fácil perfeccionar el carácter y personalidad con la que se ha nacido y es por eso que le Arte Marcial sirve para mejorar la humanidad a través de las generaciones. Ética en Arte Marcial es como una forma de ceremonia a la cual tienen que darle importancia los que practican el Taekwon-Do. Como las obligaciones sociales de visita en las fechas especiales como fin y principio del año, en la fechas de cumpleaños y en cualquier ocasión de la vida, es fundamental mostrar su moralidad y ética.

Se sinvergüenza, caradura o mal educado, son unas de las muestras donde una persona carece de ética. Ética es una disciplina y tiene que ser observada constantemente por una mismo para no perder su calidad de un hombre y es el principio para entrar al camino del "DO". Si su carácter es muy fuerte, tiene que saber suavisarlo con INTEGRIDAD.

En caso de que a uno le haga pensar demasiado profundo, lo unifica con el "DO"  simple y parejo. Si su coraje y deseo de hacer es demasiado fuerte, lo recompensa con el "DO" cálido y tranquilo. Si uno es demasiado rápido y sensitivo, lo controla con actitud contemplativa. Si uno es muy interesado o mal gastador, lo enriquece con noble espíritu. Si uno es muy bruto y rencoroso, lo desarrolla agregando con la tolerancia y gran sobreentendimiento. Si uno es equivocadamente abaratado y caradura, lo corrige buscando un Maestro y amigos. Si uno es muy fiaca y descuidado, se da cuenta con la desgracia. Si uno es tan inflexible y vanidoso, uno lo va dominando con el gusto de la Ética.

Para disciplinarse, pulirse y perfeccionarse, no hay mejor camino que tener un buen Maestro y seguir la ética. No hay mejor ni ninguna manera especial de dirigirse hacia una cosa solamente, y esto lo llamamos como abrir el camino del "DO". Comportarse con respeto y servicio, con voluntad leal, tener ética como ley. Hacer las cosas desagradables que los demás no quieren hacer, y ceder las cosas buenas y agradables al otro, ser leal con uno mismo frente a un trabajo y cumplir con sus deberes; entonces, todos los demás, confiarán.

 

Regresar a la página principal